Día de la Cruz

2 de mayo. Ya está el Romero en la calle, ya viene Cristo bajando.

Escrito el 06/05/2019
Vera Cruz Alhaurín


Los cohetes anunciaban la festividad matinal: los tambores, cornetas, instrumentos y la algarabía de los cofrades presagiaban un tiempo de hermandad y alegría. La mañana del día dos de mayo es sinónimo de Diana Floreada; las Bandas de la Cofradía recorren las calles de Alhaurín el Grande desfilando y anunciando que es Día de la Cruz. Nuestras Bandas recorrieron barrios y centros educativos e iluminaron las caras de muchos paisanos. Momentos compartidos de desayunos, de cánticos, de desfiles, de abrazos, de Día de la Cruz.




Por otro lado, amaneció antes de que amaneciera: hermanos buscaban lo mejor de la primavera y antes de que saliera el sol cogían nuestros chilindros, nuestro romero, nuestras rosas. Comienza algo tan único, nuestro y maravilloso como efímero los Cirios. Los hermanos preparan durante la mañana en la Casa Hermandad los Cirios que lucirán en la Procesión del dos de mayo.

Muchos otros hermanos se afanan para coger cada uno de los pétalos que besarán al Señor del Convento en la Procesión. Aunque llevan días recogiendo, la naturaleza nos regala en esta época tanto que hay que seguir cogiendo hasta el último instante.

Otros hermanos ultiman los enseres y detalles de la Procesión y en la Ermita se va terminando el trono del Señor. Un año más esperaremos cómo será el exorno floral, ¿con qué nos sorprenderán? ¿qué tonalidad tendrán las flores? Seguro que hará que nuestro Señor del Convento reluzca aún más. 



A las siete de la tarde comenzó la recogida de Bandas. La Comisión Permanente de la Cofradía encabezó el cortejo que acompañaba a la primera Banda, una de las mejores agrupaciones musicales de la provincia: la Agrupación Musical San Lorenzo Mártir de Málaga, perteneciente a la Hermandad Sacramental de Viñeros. Hizo también su entrada en la localidad la Banda de Cornetas y Tambores de la Archicofradía del Paso y la Esperanza, todo un lujo ya que se puede decir que está considerada entre las mejores bandas de Andalucía. Fueron recibidas por las Bandas de la Cofradía y estuvieron acompañadas en el tradicional recorrido por miembros de la Junta de Gobierno y cofrades. Antes de llegar a la Ermita de la Santa Vera+Cruz las diferentes bandas visitaron la Parroquia donde fueron recibidas por el Párroco, el Hermano Mayor y miembros de la Junta de Gobierno de la Hermandad de la Virgen de Gracia. A continuación, este año sin incidencias, se visitó la Ermita de San Sebastián y las bandas tocaron a Jesús Narazeno donde fueron recibidos también por el Hermano Mayor y miembros de la Junta de Gobierno de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

El recorrido terminó rindiendo honores al Santísimo Cristo de la Vera+Cruz en su Ermita.





La Cruz Guía, con rigurosa puntualidad, abría la procesión  a las nueve de la noche. Nazarenos de terciopelo verde y capas blancas ondeaban la calle Convento; la Agrupación de San Lorenzo Mártir nos deleitaba con sus melodías; más nazarenos; este año destacamos entre los estandartes el del Grupo Joven de la Cofradía que se ha estrenado; nos regocijamos al escuchar a la Banda de la Archicofradía de la Esperanza; más nazarenos; nuestra Banda de la Santa Vera+Cruz siempre aportando para engrandecer a la Cofradía; nazarenos de luto negro, verdes mantillas, el Lignum Crucis bajo palio recordándonos de dónde venimos; La Pepa sale acompañando al Señor y el trono baja una calle Convento llena de devotos con paso suave; caen pétalos de rosas que junto con el aroma a incienso se mezcla con el olor del romero, las flores del trono y el perfume que han dejado los cirios, tan nuestros. ¡Cómo huele el Día de la Cruz!. Todo eso mezclado con la música de la Banda y los “vivas” de los portadores. 

Día de la Cruz, ¡qué más se puede pedir! El Señor busca la Plaza Alta; le han precedido estandartes, bandas, nazarenos y la preciosas mantillas. Todos acompañando al trono en la salida procesional. Siguen cayendo pétalos, siguen rezando los portadores con sus “vivas”, la Pepa toca “Siempre Macarena”, los gastadores realizan los números mientras que los niños desde sus sillas los miran extasiados. La gente está contenta, se escucha el sonido del cepo, la gente mira al Señor, le reza. 

La Cruz en calle Cruz, la Cruz de Gloria, la Cruz de Resurrección, la Cruz de Triunfo, la Cruz de Día de la Cruz. 

Suena Hosanna in Excelsis tocada por la Agrupación Musical de la Santa Vera+Cruz y siguen cayendo pétalos de hermanos que los han recogido como forma de rezo, de gracias, de amor al Señor del Convento.

Calle Real, más pétalos, más vivas, más plegarias, más ojos empañados, más caras emocionadas, más devoción, más Gracias, sí gracias con mayúsculas, gracias Señor del Convento por todo lo que nos das.

Y tras las cuatro esquinas con la música de Rosa de Pasión llegas Señor a encontrarte con tu madre, llegas a una Plaza Baja llena, parece que llegas hasta pronto, te recibe el estandarte de la Hermandad de la Virgen de Gracia, te recibe la Patrona en la Parroquia sonando Señor del Convento. ¿Esto se acaba? Acaba el dos de mayo, las caras iluminadas de los cofrades indican que, aunque acabe el dos, todo está por venir. Mañana será tres de mayo. Amanecerá el tres de mayo… 

 

 

Galería de fotos Diana y Recogida de Bandas

 

Galería de fotos Procesión día 2 de mayo