Actualidad

XXXII Pregón de Semana Santa

Escrito el 08/04/2019
Santa Vera Cruz Alhaurín el Grande


El pasado sábado 6 de abril tuvo lugar el XXXII Pregón de Semana Santa. El acto comenzó con la proyección de dos vídeos. El primero de ellos sobre las modificaciones y mejoras en el Romero 2019. La segunda proyección es un vídeo que el Ayuntamiento de nuestra localidad ha realizado para promocionar nuestra Semana Santa.

El acto fue conducido por nuestro hermano D. Pedro Gómez Gamarro. La Agrupación Músico-Cultural de la Santa Vera+Cruz dirigida por D. Juan David Guerrero realizó un maravilloso concierto y el Pregonero del año pasado, D. Alejandro Cerezo Ortigosa presentó a D. Diego Daniel Cortés Serón, Pregonero de la Semana Santa 2019.

 

El XXXII Pregón de la Semana Santa nuestra Cofradía a cargo de Dede Cortés, tiene todos los nombres y los calificativos que un alhaurino cofrade o no cofrade pueda y quiera atribuirle. Y así se ha vivido, dentro del teatro y después en la calle, en los comentarios, en las anécdotas, en la vida, en el pueblo, sí, en el pueblo porque el pueblo lo ha sentido y lo ha hecho suyo. ¡Ha sido apoteósico! Así, con todas las letras. Nunca, nunca se había visto otra cosa igual. Ha sido un despliegue de innovación, de personal humano integrado en el mismo, de mensaje cristiano, de catequesis, de vivencias, de experiencias, de espíritu y licencia poética, de claroscuros intimistas, de cercanías, de color, de luz y sonido, de riqueza plástica, de energías que iban y venían en un constante trasiego entre el escenario y el patio de butacas, de emociones contenidas, de emociones expresadas, de pellizcos irresistibles, de nudos en la garganta, de sentirse identificado... ¡han sido tantas y tantas las sensaciones que rebosaban mientras estaba ocurriendo el Pregón! Las mismas que se explayaban en la sensación de plenitud que las personas manifestaban una vez concluido y llegado el momento de ese brindis de relax a posteriori tan deseado y tan sumamente necesario tras un esfuerzo tan mayúsculo. Esfuerzo por parte del Pregonero y de todo el equipo humano que ha estado a su lado porque sí, porque esas hazañas solo se consiguen plenamente cuando los lazos de la amistad, de la colaboración, del buen hacer se unen porque sí, porque son todo lo fuerte que el propio Pregonero se ha ido labrando y mereciendo con su entrega y dedicación durante toda una trayectoria vital. Y eso, eso en estos tiempos que corren de intereses, de tanto te hago, tanto me das, eso tiene aún más valor, un valor infinito. Porque ha sido una entrega generosa y desmesurada por parte de todos, una entrega sin límites, una entrega de AMOR a la Cofradía y a los más altos y dignos valores del ser humano. Cuando esto ocurre, los resultados son inmejorables, no tienen parangón. Y esto es lo que ha ocurrido. Nuestra Cofradía tiene grabado el sentimiento VERDE del buen hacer, de la solidaridad y el entregarse de lleno, nunca a medias, dándolo todo en la masa de la sangre durante más de cinco siglos y no en vano se ha fraguado esa fuerza motriz que es capaz de hacer las cosas de forma única y maravillosa. Se aprende desde la cuna, se sienten las raíces de nuestras tradiciones y de la fe en Nuestro Señor del Convento desde mucho antes de nacer y va creciendo durante toda nuestra existencia. Y se nota, claro que se nota. El resultado es este Pregón que acabamos de vivir no solo los hermanos de arriba, sino todo el pueblo de Alhaurín. Las cosas bien hechas calan hondo y así lo ha recibido el sentir popular que lo ha sentido y ha vibrado al unísono con ese despliegue de sensibilidad. 

 


Ha constado de varias partes engarzadas unas a otras como las piezas más delicadas de un trabajo de orfebrería. El comienzo fue impactante con la cruz sobria y desnuda, con un escenario iluminado hacia el recogimiento interior y un pregonero que desgranaba sus versos  y los lanzaba al aire como si se los dedicase a cada uno de los espectadores en exclusiva tras haber pasado por el tamiz del latir de Nuestro Señor. No le hicieron falta ni papeles ni guión, las rimas iban brotando de su interior, de su voz y sus afectos como una cascada en caída libre para rebotar en lo más profundo de los sentimientos. Esta situación se repitió cuanto hizo falta. Seguida de anécdotas en las que cada uno de los presentes se sentía identificado porque, tal y como él las desgranaba, así se habían vivido lo que establecía un frenesí de latir y latir al unísono. Se representaron escenas muy intensas de la Pasión de Nuestro Señor, tal y como se realizan en el atrio del Convento. Especialmente significativa el descendimiento de la cruz, como todas las anteriores, en vivo y en directo. Especial significado tuvo el protagonismo de nuestra banda de música, nuestra Pepa, ya que Diego Daniel, el pregonero, perteneció a ella durante doce fructíferos años y es el primero de sus componentes que se ha visto en esta noble tesitura de realizar el Pregón de nuestra Semana Santa. La banda interpretó piezas de gran calidad y belleza no sólo en el preludio del acto sino también intercalándose en el propio pregón e incluso en la narración del pregonero dando lugar a escenas de intensa conmoción de sentimientos. Se interpretaron piezas emblemáticas para todo los hermanos de arriba como el “Amanece el 3 de mayo” con lo que el brillo de los ojos se tornó en más de una lágrima de emoción y en un suspiro hondo que puso “los vellitos de punta”. Decir la frase… “porque para un hermano de arriba, siempre que anochece, siempre que oscuerece, al final, al final… siempre amanece. Y realmente, la noche del sábado 6 de abril de 2019, el teatro Antonio Gala de Alhaurín el Grande, amaneció a lo grande, amaneció a la gloria de la resurrección y la vida de nuestro Señor del Convento mientras una lluvia de pétalos de rosas caía del cielo, del cielo del escenario sobre una cruz de gloria revestida de romero y flores, revestida de la luz, de la vida de nuestro Día de la Cruz.   

 

 

Galería de Fotos