Actualidad

Jueves Santo de amor fraterno.

Escrito el 19/04/2019
Santa Vera Cruz Alhaurín el Grande


Vivimos el Jueves Santo con intensidad. Siempre al borde del vacío y de la nada. De la muerte y del silencio. Como un eco de esperanza que late y se propaga en los corazones de los hermanos de arriba. Y así fue un año más, aunque debido a las inclemencias metereológicas, no fue un año cualquiera.

A las 12 de la mañana, comenzaba en la Ermita del Convento el acto de Veneración Mariana a María Santísima de la Soledad, preparatorio de la salida procesional de cada Jueves Santo. La Vocalía de Culto y Formación se encargó, una vez más, de introducirnos en el verdadero significado de lo que la tarde del Jueves Santo representa para nuestra Cofradía. 

En el acto participaron diferentes personas en representación de los cofrades que después debían componer la procesión del Jueves Santo. Las lecturas y las reflexiones se intercalaban con las canciones de la Coral de la Santa Vera Cruz y del Coro Aromas de Mayo. Intimidad, recogimiento y oración en un culto que muestra todo lo que somos: cofrades, viviendo con intensidad estos días de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo.



A las 16.30 horas, una representación de nuestra Cofradía, con el Hermano Mayor D. José María Díaz Bravo al frente, participaba en la Parroquia de la Encarnación en los Santos Oficios del Jueves Santo. Es importante para nuestra corporación este acto de cada Semana Santa donde a la finalización del mismo, el Santísimo es trasladado al monumento. Vivimos con fe estos días y nos quedamos con este mensaje de la homilía


Que Jesús nos ayude a soportar el peso no solo de la cruz, sino de todos nuestros defectos.



Las inclemencias metereológicas impidieron la salida procesional de María Santísima de la Soledad a la hora prevista. La Junta de Gobierno de nuestra Cofradía en asamblea extraordinaria, acordaba retrasar la misma hasta las 19.00 horas para ver la evolución del tiempo. De esta decisión fue informado el Párroco de la localidad. Con los datos que se disponía, existía un riesgo de precipitaciones hasta el anochecer. A las 19 horas, se decidió salir con la procesión y si en el discurrir de la misma, la lluvia hacía acto de presencia, regresar a la Casa Hermandad antes de la salida de María Santísima de la Soledad.

Y así fue. A las 19 horas salía la Cruz Guía del interior de la ermita bajo los sones del himno de la Guardia Civil interpretado un año más por el Colegio de Guardias Jóvenes "Duque de Ahumada" y la Banda de Música de La Pepa en honor de María Santísima de la Soledad.

Bajaba el primer cuerpo de nazarenos por calle Convento acompañadp de la Banda de la Santa Vera+Cruz.  Y con la salida de los personajes en vivo de La Pasión, la lluvia hizo finalmente acto de presencia en Alhaurín el Grande. El Hermano Mayor, actualizando el parte metereológico de la hora posterior, decidió que la procesión regresara al Convento y que la Virgen de la Soledad no saliera a la calle tal y como se había hablado en la reunión extraordinaria de la Junta de Gobierno antes de la salida.

Así, la Virgen acompañada por los hermanos de la Cofradía, quedaba en el interior de la Ermita mientras en un gesto de espontánea veneración, cada una de las bandas participantes en el cortejo procesional, interpretaban algunas marchas mientras era mecida por los portadores de trono.

En primer lugar, el Colegio de Guardias Jóvenes "Duque de Ahumada". La elegancia de Valdemoro puso su sello en la tarde del Jueves Santo mientras que el Teniente Coronel Jefe de Estudios del Colegio, D. Plácido Rodríguez Moreno tenía el honor de realizar los primeros toques de campana.










Siguieron dentro de la ermita muchos momentos de emoción y devoción.  Los hombres de trono mecían con infinita dulzura y fe el trono entre vivas a María Santísima de la Soledad y varios levantamientos a pulso con los que parecían querer llevar a su Virgen lo más cerca posible del cielo. Tras la banda del Colegio de Guardias Jóvenes tocó nuestra Pepa y nos llegó al alma como no podía ser de otra manera,  interpretó varias marchas procesionales desde la puerta de la ermita. Sonaba “75 años de Soledad”, los hermanos que abarrotaban la ermita del Convento cantaban la letra de la canción mientras se mecía el trono de la Virgen y a nuestro Pregonero y hermano Dede Cortés le brotó del corazón y empezó a recitar a viva voz delante de la Virgen de la Soledad el poema que le dedicó en su pregón:

Señora del Jueves Santo,
Madre nuestra,
Madre tuya y Madre mía,
En la inocencia de los más pequeños,
En las plegarias de cada día,
En la Soledad del anciano,
En el sur y en la guía,
En el dolor, en la Cruz y en el lamento,
En la tristeza y en la alegría,
En la calle y en el altar del Convento,
En la tarde plena y en la noche vacía,
En la nada y en la eternidad,
SIEMPRE TÚ, VIRGEN DE LA SOLEDAD.
SIEMPRE TÚ, VIRGEN DE LA SOLEDAD.

Fue un momento muy especial que desató los aplausos y arrancó muchas lágrimas de emoción en los allí presentes. Emoción, devoción, fe, misterio, vida y muerte. Virgen de la Soledad, Reina del Jueves Santo.

Diego Daniel también tuvo el honor de dar toques de campana al trono de María Santísima de la Soledad.

Finalmente la Banda de la Santa Vera+Cruz  también quiso estar con su Soledad e interpretó con el mayor de los esmeros ante la Virgen y los cofrades presentes.
María Santísima de la Soledad quedó expuesta en su trono con las puertas de la ermita abiertas para todos los fieles que quisieron acercarse a visitarla.

Concluía así la tarde de un Jueves Santo menos lucido quizás de lo deseado pero no por ello con menos carga de fe y sentimientos para los cofrades de la Santa Vera+Cruz.

Galería de fotos Jueves Santo

Galería de fotos Semana Santa