Triduo en honor del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz: "El padre y yo somos uno".

Escrito el 28/04/2021 - Vera Cruz Alhaurín



Ayer se celebró la Solemne Eucaristía de Triduo en honor del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz: "El padre y yo somos uno". Anteriormente tuvo lugar la ofrenda floral a la Virgen de Gracia, patrona de Alhaurín el Grande.  

No, no es un sueño. El día de la Cruz ha dado comienzo y de una manera muy especial. El Señor del Convento no está en su Ermita y las puertas del cielo no se han abierto, pero no por ello los hermanos de arriba no hemos sabido adaptarnos, una vez más, a las circunstancias. 

La Parroquia de la Encarnación ha acogido al Señor y a las 21.30 horas del 27 de abril ha dado comienzo la primera noche de Triduo en su honor. En esta ocasión, la Coral de la Santa Vera+Cruz ha sido la encargada de acompañar con sus canciones la Eucaristía. 

Los jóvenes de la cofradía, en especial la vocalía de Caridad y Juventud, han sido los encargados de participar en una Eucaristía cuyo mensaje no ha dejado indiferente a nadie. Las obras que hacemos en nombre del Padre son las que dan verdadero testimonio de lo que la vida cofrade significa. Esperanza, fe y caridad son los cimientos sobre los que la Vera+Cruz hunde sus raíces. "El Padre y yo somos uno", dice el Evangelio, y así damos testimonio a través de todas las obras que llevamos a cabo desde la Cofradía. 

Los cofrades hemos tenido la alegría del encuentro con nuestro Señor en el Día de la Cruz, alegría serena, profunda y contenida. 

Es el comienzo de los actos y cultos de un Día de la Cruz esperado, especial, deseado y, sin alguna duda, emocionante. Empezamos el camino para llegar al 3 de mayo.  Que así sea. 












“Contigo, Señor, dónde sea. Contigo, como sea. Pero contigo, siempre contigo.
Los jóvenes no conocemos otra forma de vivir la fe, no sabemos otro modo de vencer la adversidad. Siempre acudimos a Ti buscando esa palabra, ese consuelo, ese camino que a veces no está lleno de romero y rosas, pero no importa, porque al final nos encontramos contigo, porque contigo al cielo.”
Con estas sencillas y sinceras palabras ha finalizado el primer Triduo de nuestro Día de la Cruz.
¡Ha llegado el Día de la Cruz! 
¡ VIVA EL SEÑOR DEL CONVENTO !