Triduo en honor del Santísimo. Cristo de la Vera+Cruz: "Yo he venido al mundo como luz".

Escrito el 28/04/2021 - Vera Cruz Alhaurín



SEGUNDA NOCHE DE TRIDUO: "Yo he venido al mundo como luz".

28 de abril. Cada vez más cerca. Las voces angelicales del Coro Aromas de Mayo de nuevo emocionan a cada uno de los asistentes a la segunda misa de Triduo en honor al Señor del Convento. 

El Señor vino al mundo como luz, para que todo el que creyera en Él no estuviese en tinieblas. El evangelio de hoy nos recuerda que aunque a veces no pongamos en práctica todo lo que el Señor nos dice, no se nos va a condenar. Pues como bien sabemos, Él vino al mundo para salvarlo, no para condenarlo. En esta ocasión, los hermanos que se formaron en la Cofradía para recibir el Sacramento de la Confirmación son los que han participado en la liturgia. Recibieron el Sacramento el pasado verano cuando la pandemia dio un pequeño respiro. En una celebración sencilla pero a la altura recibieron al Espíritu Santo dispuestos a que el Él guiara sus caminos como un faro de luz guía siempre a buen puerto. 









El tiempo pasa y casi sin darnos cuenta nos adentramos en el mes de mayo. Nuestro mayo. Quien hace la verdad practica el bien y llega a la luz. Ilumina los caminos de la vida. Quien camina en la luz sabe perfectamente que lo hace junto al Señor del Convento. Vayamos a su encuentro.



Acción de gracias de la segunda Eucaristía de Triduo.

Hoy Señor ponemos ante Ti esta luz, con la que nos sentimos indetificados. Que la llama de tu amor que un día prendiste en nostros nunca se apague y podamos propagar al mundo que todo es diferente estando a tu lado.

Hoy aquí cerquita de Ti, te damos las gracias por la fe transmitida de padres a hijos hacia Ti y hacia nuestra Cofradía.

Gracias por mantener viva en nosotros la esperanza, la fortaleza en la lucha contra el desánimo que provocan tantas injusticias.

Gracias por ser nuestro guía ante tantos momentos vividos de soledad, de enfermedad y por ser la luz que estos días ilumina nuestro templo, nuestras vidas, nuestro camino hacia Ti. Porque Tú eres del mundo la luz, Tú eres Señor del Convento la verdadera luz de nuestro grandioso Día de la Cruz.