Introducción a la Semana Santa

Las salidas procesionales y la escenificación de La Pasión en vivo, son los grandes acontecimientos que vertebran los actos de nuestra Semana Santa. Declara Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía a finales de la década de los noventa, no sería baladí decir que nuestra Semana Santa, es una fuente inagotable de sorpresas para todo visitante que quiera acercarse a conocerla. Los dos elementos principales que la vertebral son, por un lado, los magníficos desfiles procesionales durante las jornadas del Jueves y el Viernes Santo y por otro lado, las representaciones de La Pasión en Vivo, un elemento diferenciador con respecto a otras celebraciones en Andalucía.

La Pasión en vivo

De gran atractivo para todo visitante, en Alhaurín el Grande, os contamos cada Semana Santa con esta representación, los últimos días de la vida de Cristo. Tratar de buscar el origen de esta tradición tan alhaurina es prácticamente imposible. Según las Constituciones de la Cofradía, ya se realizaban representaciones en vivo de la Semana Santa con anterioridad al siglo XVIII, por lo que cabe suponer que ya en el siglo XVII y, probablemente, en siglos precedentes los Hermanos de Arriba escenificaban la Pasión y Muerte de Cristo. Los archivos históricos de la Cofradía afirman que los actos se celebraban en la Parroquia de la localidad, pero que con posterioridad se comenzaron a celebrar en la Plaza Baja, sobre un entablado a modo de escenario levantado para tal efecto.

Viernes Santo en Alhaurín el Grande

La jornada más pasional de toda nuestra Semana Santa, el Viernes Santo en la calle Convento, estremece a todos los visitantes que reviven con nosotros la Crucifixión y el Entierro de Cristo. Es nuestro día grande. El Viernes Santo despierta un cúmulo de sentimientos que rompen en un ahogado silencio, cuando el Santo Sepulcro y María Santísima de la Soledad, salen de la Ermita para recorrer las calles del pueblo, bajo la primera luna llena de cada primavera. Nuestros actos comienzan con la estremecedora representación de la Crucifixión de Cristo. En el atrio del Convento, previo a la representación de la muerte de Jesús en la Cruz, Judas enloquece y se arrepiente de haberlo entregado justo antes de poner fin a su vida. Su lamento y sus gritos, retumban en el interior de las conciencias de todos los visitantes con esta escalofriante escena.

Jueves Santo en Alhaurín el Grande

En la tarde del Jueves Santo, la Cofradía vive el primero de los días más importantes de cada curso cofrade, con la salida majestuosa de María Santísima de la Soledad. Jueves Santo. Antes de que la tarde se resista a caer sobre la Plaza del Convento, la cruz guía de la procesión, toma la calle para anunciar la salida de María Santísima de la Soledad. Desde el atrio del Convento, una vez abandona el interior de la ermita, la Virgen de la Soledad, elegante y bella, preside desde su trono de plata y bajo palio verde, la brillante procesión que recorrerá las calles del pueblo y en la que además de los nazarenos portando los enseres de la Cofradía, participan los personajes de « La Pasión en vivo » distribuidos en diversos cuadros.

Miércoles Santo en Alhaurín el Grande

Es el día en el que comenzamos las representaciones de La Pasión en Vivo, y con ellas, para nuestra Cofradía, llegan los días más importantes de nuestra Semana Santa. La noche del Miércoles Santo, representamos entre otros cuadros, la Sagrada Cena. El Miércoles Santo, cuando cae la tarde sobre la Ermita del Convento, comienza para nuestra Cofradía los días más importantes de nuestra Semana Santa. Y lo hacemos con la escenificación de varios pasajes de La Pasión de Cristo. En primer lugar, representamos el Sacrificio de Isaac. Una escena que se mantiene en nuestras representaciones desde hace muchos años, por ser el nexo de unión entre el Antiguo y el Nuevo Testamento, además de contener una gran carga simbólica con el sacrificio que realizó Jesús en sus últimos días de vida.

Domingo de Ramos y Domingo de Resurrección

Participación de nuestra Cofradía en los actos organizados por la Parroquia de Alhaurín el Grande. En ambas jornadas, nuestra Cofradía no procesiona, pero sí participa de forma activa en las Eucaristías que se celebran en la Parroquia de la Encarnación. Ante la semana que se avecina, el Domingo de Ramos es un día de grandes ilusiones para los cofrades de la Vera Cruz. Por este motivo, nos reunimos en la mañana, para salir juntos desde la Ermita del Convento hacia la Parroquia de la Encarnación. Allí participamos en la Eucaristía y posterior procesión del Domingo de Ramos. Durante la Semana, la Cofradía también asiste al rezo del Vía Crucis que tiene lugar en la Parroquia la noche del Martes Santo, a los Oficios de Jueves y Viernes Santo y a la Vigilia Pascual del Sábado Santo. Y para cerrar la semana, el Domingo de Resurrección, la Cofradía también forma parte de la Solemne Eucaristía que se celebra en la Parroquia, con la que se da por concluida la…