Sagrados Titulares

Santo Sepulcro

Escrito el 01/03/2014
Vera Cruz Alhaurín


La imagen del Santo Sepulcro que tenía la Cofradía antes de la guerra, corrió la misma suerte que el resto de las imágenes y tampoco se pudo salvar del destrozo. La falta de medios hizo que el sueño de recuperar el Santo Sepulcro para la Cofradía, tardase mucho más de lo deseado. Pero al fin, y no sin muchos esfuerzos de por medio, en el año 1959 se le encarga al escultor Pedro Pérez Hidalgo el proyecto de realización del Cristo yacente.

Se estudian muchas propuestas, pero es la del famoso escultor la que más gusta por constar en la misma propuesta la talla del Cristo yacente junto con el Santo Sepulcro y el trono.
 


El Viernes Santo de 1960 se procesionó por primera vez. Aquel mismo año, el Ayuntamiento acordó, en pleno, declarar "Procesión Oficial de Semana Santa de Alhaurín el Grande" a la del Santo Sepulcro. Desde aquel año, la procesión del Santo Entierro de Cristo es sin lugar a dudas, la más respetuosa y emotiva de cuantas se celebran en la localidad. El pueblo oscurece y calla al paso del cortejo procesional.


El 14 de marzo de ese mismo año, la Junta de Gobierno solicita al Sr. Obispo de la Diócesis que a partir de ese momento la cofradía se llame: Venerable Cofradía del Santo Cristo de la Vera-Cruz, María Santísima de la Soledad y del Santo Sepulcro, petición que fue aceptada.
 


En 1989, se bendijo una nueva imagen tallada del Cristo yacente. La imagen que hasta aquel momento se procesionaba, fue realizada en escayola por motivos económicos y con el fin de conseguir una imagen tallada, la Cofradía decidió hacerle el encargo al mismo escultor. Para ello, Pedro Pérez Hidalgo utilizó el mismo molde que en 1960. Desde ese año, la imagen tallada procesiona cada Viernes Santo y recibe culto en la Casa Hermandad, mientras que el Cristo yacente en la actualidad recibe culto en el altar de los columbarios de la Casa Hermandad.